Preguntas al propietario: PARTE 1

Muchas veces cuando visitamos un inmueble o cuando le llamamos al propietario (o al agente inmobiliario) para preguntar por un piso, no solemos saber qué preguntar.

Nos fijamos en los colores de las paredes, en la distribución de la casa, si hay que reformar alguna parte del inmueble y en poco más…

Pero mirando a largo plazo y sabiendo que seguramente vas a vivir ahí algunos años, hay que averiguar, hay que contrastar información, hay que visualizar otros temas que pasan desapercibidas en la visita a un inmueble.

Para ello, hemos preparado una lista de preguntas básicas que le puedes formular al propietario que quiera vender su inmueble o al agente inmobiliario que gestiona el piso. De esta forma, vas a tener una visión general más detallada y más homogénea del bien raíz que estás analizando.

De la misma manera, al pronunciar tantas preguntas, le harás pensar al agente inmobiliario o al propietario, que estás mínimamente versado en el tema inmobiliario y que no te engañarán fácilmente.

Hemos separado la lista en dos partes de 20 preguntas. En el post de hoy, os enseñaré las primeras 20 preguntas, y la semana que viene las otras 20.

A continuación, enumeraremos las cuestiones:

  • ¿Cuál es la dirección exacta (o la calle por lo menos) del bien raíz que se quiere vender?
  • ¿Está cerca de una carretera o autovía transitada? (influye en la contaminación y el ruido, pero también en la movilidad más accesible)
  • Si tiene servicios públicos cerca (colegios, guarderías, hospitales…)
  • Si tiene buenas vistas (vistas al monte o al mar, por ejemplo)
  • ¿Qué orientación tiene el apartamento? (según la orientación, tendrá más o menos sol durante el día)
  • ¿El inmueble cuántos metros cuadrados de construcción tiene y cuántos útiles? Lo que dicen las escrituras reales.
  • Si tiene ventanas grandes o pequeñas (esto influye en la entrada de luz natural)
  • En qué planta se encuentra el bien raíz.
  • Si el inmueble es exterior o interior. Es decir, si las ventanas dan a la calle, o por ejemplo, a un patio interior donde tienen menos luz y menos movimiento de aire.
  • ¿Cuántas habitaciones tiene?
  • ¿Cuántos baños tiene?
  • Si el piso consta de ascensor a cota cero. Si se puede llegar desde fuera al piso sin que haya que subir ningún escalón.
  • Si la fachada del edificio y el tejado están en buenas condiciones o si se han renovado recientemente.
  • Si el tejado del edificio es el tradicional “dos aguas”, “cuatro aguas” o es plano. En zonas donde llueve mucho, los tejados planos pueden atraer problemas de humedad y filtraciones.
  • Si el edificio es de estructura de madera o de hormigón.
  • ¿Cuántas plantas tiene el edificio o la construcción?
  • ¿Cuántos años tiene el edificio? Si el inmueble tiene más de 50 años, tendrá que pasar la inspección ITE en España, para confirmar que la estructura no contiene daños.
  • Calificación energética del inmueble.
  • Si tiene trastero o almacén.
  • Si consta de garaje cerrado, parking o zona de aparcamiento incluido en el precio. Y si eso está inscrito en el registro y en las escrituras.

Aquí tenéis las primeras 20 preguntas que se les puede formular a los agentes inmobiliarios y propietarios particulares. Y la semana que viene, otras 20 cuestiones en la parte segunda de este post (preguntas más complejas).