¡Sal de la carrera de la rata!

Existen muchísimas familias en todo el mundo que se encuentran atrapadas en la situación financiera de la que no pueden lograr salir. A pesar de que tengan unos ingresos fijos y un sueldo, tienen dificultades para llegar al fin de mes.

A esta situación bastante habitual se le denomina estar dentro de la carrera de la rata. Este concepto proviene de los hámsteres. Corren y juegan en sus ruedas giratorias y cuanto más corren más obligados estarán a tener que estar corriendo. Este ejemplo de la carrera de la rata lo popularizó Robert Kiyosaki.

carrera de la rata Kiyosaki
¿Estás dentro de la carrera de la rata?

La carrera de la rata consiste en:

En el sistema educativo ya desde la infancia nos están educando para que busques un trabajo. No se explica cómo utilizar el dinero ni cómo funciona el sistema financiero.

Es una trampa en la que entran las personas desde que empiezan su carrera profesional. Salimos del colegio o la universidad y empezamos a trabajar para una empresa o una entidad. Por nuestra ocupación, nos pagan un sueldo que suele ser constante. La gente está programada para trabajar para alguien y si encuentras un empleo parecido al funcionariado, mejor.

A medida que nos ingresan el cheque mensual, tenemos más dinero y la gente empieza a pensar en comprar una vivienda que le asegure cierta estabilidad, un coche nuevo, electrodomésticos…

La mayoría de la muchedumbre con un pago inicial de 20% , se endeuda durante muchos años para adquirir una vivienda. También se utilizan muchos préstamos personales para viajar, para tener una boda bonita o para tener caprichos repentinos. Eso es lo que hace todo el mundo como símbolo de libertad, o para ser aceptados socialmente (la gente que compra su coche y su casa está más alabada socialmente, ¡de hecho se festejan las compras de los inmuebles!).

Entonces, empezamos una carrera de endeudamiento y terminamos ganando dinero para pagar las deudas. Sientes que no llegas a ningún sitio.

Después de pagar las deudas obviamente estamos nuevamente sin dinero. Y como no tenemos dinero, tenemos que seguir trabajando para llegar a completar el ciclo de la rata.

La gente que se encuentra sumergida en la carrera de la rata piensa que la solución del problema es tener un sueldo mayor, pero están equivocados. Pues con mayor ingreso, te endeudarás más para comprar una casa más grande o un coche más grande.

 

La sociedad nos sumergió en un camino establecido que supuestamente nos va a llevar a la felicidad, pero la verdad es que nos estanca en el conformismo.

“Tú solo vete a la escuela, saca buenas calificaciones y consigue un buen trabajo. Aguanta a tu jefe, agacha la cabeza y haz méritos para tu ascenso”. ¿No te suenan estas frases?

Lo peor de todo es que tienes la sensación de ser libre y ni siquiera te vas a plantear que estás en la carrera de la rata.

 

¡Es la hora de salir de la carrera de la rata! ¿Cómo salir de la carrera de la rata? Creando activos que te generen ingresos pasivos. Ingresos que te vienen al bolsillo sin tener que estar trabajando activamente (ingreso por alquileres, dividendos, negocios propios, ingresos por blogs…).

Solemos estar tan inmersos en nuestra cotidianidad que somos nosotros mismos quienes nos lanzamos a la carrera de la rata y creemos equivocadamente que la vida gira aleatoriamente y que la gente que tiene éxito suele ser por suerte o porque roba. Pero debes saber que solo eres tú quien organiza tu vida.