QUE EL DINERO TRABAJE PARA TI: Todo empieza en el ahorro

Muchos problemas económicos no se explican por la falta de ingresos sino por la indisciplina en los gastos y la incapacidad del ahorro. Los comentarios limitantes y el entrenamiento mental que hemos recibido durante muchos años, es lo que nos hace mantener en esa situación.

Muchísimas personas se encuentran en la carrera de la rata, tal y como lo explicamos en el episodio 5 de este canal. La muchedumbre sale todos los días de casa para ganar algo que no sabe cómo se utiliza.

La falta de ahorro de las personas, proviene de los hábitos de consumo y la falta de conocimiento de cómo administrar sus ingresos. Nuestra abundancia o prosperidad, no depende solamente de nuestros ingresos sino de la forma en que los administramos. Lo importante no es lo que se gana, sino cómo se gasta.

Al contrario de lo que hacían nuestros abuelos, nuestra sociedad moderna actual se fundamenta en el consumismo masivo. Con infinidad de productos y servicios a nuestro alcance, parece fácil adquirir todo lo que queramos con una tarjeta de crédito o con una sola firma. Pero detrás de ello, siempre habrá alguien que se estará enriqueciendo a costa nuestra, con las deudas que nosotros creamos.

Que esto no suceda es nuestra responsabilidad, es vuestra responsabilidad.

La riqueza es lo que acumulas, no la capacidad de compra que tienes cuando vas a una tienda. Puedes tener un buen ingreso (un buen sueldo), pero también gastarlo todo y ningún banco nos dará un crédito si somos poco ahorradores, aunque tengamos sueldos considerables.

Siempre podemos observar a la gente que viaja en coches de alta gama, que hablan de su último viaje exótico y comentan la última compra que hicieron. Son buenos generadores de dinero, pero malos acumuladores, a no ser que antes hayan creado activos para pagar esos gastos.

¿Quieres saber si eres rico? Entonces pregúntate cuanto tiempo eres capaz de sobrevivir sin el sueldo, teniendo en cuenta los ahorros que tienes y los ingresos diferentes al salario que obtienes. El salario no cuenta. Las personas mentalmente ricas pueden sobrevivir años.

¿Quieres saber cómo conseguir independencia financiera, sin tener que estar obligado a trabajar por un sueldo? Para ello tenemos que empezar a cambiar nuestros hábitos de consumo, tengas los ingresos que tengas. El secreto no está en cuanto ingresas, sino en cuanto acumulas e inviertes.

Intenta comprar objetos que mantengan el valor en el futuro (inmuebles, ciertas joyas, algunos relojes…) y piénsalo bien cuando estés a punto de comprar algo que pierda su valor en poco tiempo (coches, armarios de baja calidad…), porque son las compras de ese tipo que te harán perder el dinero.

La mayoría de la gente que tiene buenos ingresos y son pobres acumuladores, viven con coches de lujo y les gusta aparentar lo que no tienen. Inconscientemente han optado por no acumular, pero sí gastar todo el dinero, disfrutando al máximo según lo que les permite su sueldo. Con ello intentan aparentar un estatus social de éxito al tener hábitos de consumo muy altos.

El dinero no te da seguridad, lo que te da seguridad es lo que sabes hacer con el dinero.

Nos educan para ganar y gastar. Tú vas a gastar el dinero obtenido con el trabajo duro, comprando unas zapatillas nuevas, un iPad nuevo, una televisión nueva, un carro o coche nuevo… por ello sacan móviles nuevos cada año, para que siempre tengas que comprar el último y mejor móvil.

Muchos futbolistas famosos y actores/actrices han terminado muy mal y arruinados por falta de disciplina de ahorro y malos hábitos de consumo.

Pero no digo que tengamos que ser avaros, austeros y no disfrutar de la vida. Cuando hago referencia a la gente que piensa con mente millonaria, me refiero a las personas que saben gozar la vida y obtener una consolidación económica a la vez.

Comprenden que una vida llena de deudas y adicta al consumismo, les hará girar en un espiral interminable de dependencia.

 

LA FRASE DE LA SEMANA: ZIG ZIGLAR

No es lo que tú tienes, sino como usas lo que tienes lo que marca la diferencia.

Esta frase está relacionada con lo que hemos comentado en el vídeo de hoy. Puede que tengas oportunidades delante de ti y no las aprecies. En el mundo actual, es lo que le sucede a muchas personas.

Ten imaginación y empieza a mirar alrededor tuyo, si hay algo que le puedas añadir valor, sacarle provecho  o reutilizarlo.

En el ámbito inmobiliario, puede que tengas una habitación vacía en tu apartamento, que tu familia tenga unos terrenos rústicos que no se están utilizando para nada o que tengas un trastero cerrado. Son oportunidades que se pueden aprovechar para rentar, por ejemplo.