Todo lo que debería aparecer en un Contrato de Alquiler

Agente inmobiliario

 

Buenos días, hoy vamos repasar todo lo que debería aparecer en un contrato de alquiler o arrendamiento de una vivienda.

Si usted quiere arrendar un inmueble de forma particular sin asesoramiento profesional, una idea buena es que el contrato sea revisado por abogados especializados en la Ley de Arrendamientos Urbanos, antes de firmarlo.

 

A continuación, vamos a enumerar y detallar todos los datos que tenemos que tener en cuenta:

  • Los datos de todos los inquilinos que van a firmar el contrato de alquiler y van a utilizar el inmueble rentado.
  • Si hay avalistas de los inquilinos, los datos de todos los avalistas que van a firmar el contrato de alquiler.
  • Fecha en que se ha acordado firmar el contrato de alquiler y la fecha en que comienza la validez del acuerdo.
  • Los datos del piso que se alquila (dirección, localidad, provincia…)
  • Los datos de los propietarios que van a firmar el contrato de alquiler. Tienen que ser los mismos que figuran en la escritura de la casa o vivienda.
  • La dirección de donde viven o residen los propietarios (por si hay que enviarles cartas o correspondencia)
  • La referencia catastral del piso que se va a alquilar. Se busca en internet o se le pide al propietario el recibo del IBI donde aparece la referencia. El IBI es un impuesto sobre Bienes Inmuebles que se paga todos los años por tener una vivienda en propiedad.
  • Descripción del inmueble que se va a alquilar. La superficie, cuantas habitaciones tiene, si tiene una zona de parking, cuantos baños tiene…
  • Datos registrales del piso que se va a alquilar. En el Registro de la Propiedad situada en la zona en donde se encuentra el inmueble, te facilitarán estos datos. Para ello, les tienes que enseñar la dirección del piso que se alquila y los datos de uno de los propietarios. Pides una NOTA SIMPLE (observas si el piso está siendo desahuciado, si realmente el propietario es quien él dice…)
  • Preparar un listado de cosas que se quedan en el inmueble; muebles, electrodomésticos, toallas, sábanas, juegos de vajilla. Saca fotos y videos y envíales por correo electrónico al arrendador y arrendatario. Recuerda que deberías realizar fotos en todas las habitaciones, cocina, salón, baños, comedor, pasillo…
  • Verifica que las ventanas y puertas se abren y se cierran bien. Que los grifos funcionan adecuadamente. Y que los electrodomésticos, el termo y las estufas funcionan de forma correcta. El inquilino tiene 15 días para probar todo el piso y pedir si quiere cambiar algo.
  • La duración del contrato de alquiler. Normalmente se pacta un mínimo de un año prorrogable hasta 3 años. Pero si el contrato es temporal se pueden hacer contratos cortos de un mes, tres meses, 6 meses… Esto lo pactan las dos partes del acuerdo.
  • ¿Cuánto cuesta el alquiler del inmueble al mes? El precio de la negociación es muy importante.
  • La cuenta corriente en que el propietario quiere cobrar el alquiler. El propietario tiene que ser el titular de la cuenta corriente.
  • El dinero que le entrega el inquilino al propietario para pagar la fianza. Suele ser de un mes y al finalizar el contrato de alquiler se le devuelve al arrendatario. La fianza no se tiene que actualizar cada año, se paga una sola vez en el inicio del contrato, hasta que se finalice el acuerdo.
  • Determinar quién paga los gastos de la comunidad, la contribución y las tasas de basura. Normalmente es el propietario quien paga, pero puede haber excepciones y hay que preguntarles a las dos partes antes de realizar el contrato.
  • ¿El inquilino puede tener mascotas en el inmueble?
  • El contrato se tiene que firmar en todas las hojas o páginas, es muy importante para no tener problemas.
  • ¿Quién se encargará de domiciliar los recibos de la luz, el agua y el gas? Si el que lo va hacer es la agencia inmobiliaria, se debe firmar un papel en que el propietario le autorice realizar cambios en las facturas del agua, gas y luz. Se lo tiene que firmar…
  • La actualización de las rentas/alquiler de modo anual. ¿cómo se actualizará el precio del alquiler? Normalmente, se incrementa el valor de IPC (Índice de Precios al consumo) de cada año, aunque se pueden pactar otros porcentajes.

LA FRASE DE LA SEMANA: WARREN BUFFET

EL RIESGO PROVIENE DE NO SABER LO QUE SE ESTÁ HACIENDO

Muchas veces solemos tener muchas limitaciones mentales, miedos y prejuicios antes de comprar un inmueble, un activo o cualquier inversión. La información que nos llega de los medios de comunicación y nuestro entorno, suele estar manipulada para guiar a la muchedumbre en una dirección que quieren las manos fuertes o empresas que mueven mucho dinero.

Si hacemos caso a todo lo que nos venden en los medios de comunicación, no saldrán bien nuestras inversiones. Nos tenemos que retractar de la opinión generalizada y analizar arduamente cada paso antes de comprar por ejemplo un inmueble.

En el año 2007 muchas instituciones comentaban que la bonanza perduraría durante muchos años, cuando las personas particulares compraban pisos y los grandes fondos aprovechaban para vender sus activos, justo antes de empezar la crisis. Y el pesimismo opuesto que ha habido en los años posteriores, ha sido aprovechado por los grandes fondos para comprar suelos y edificios baratos cuando los pequeños inversionistas no se atrevían a comprar nada.

Todo ello se resume en la frase de Buffet. “El riesgo proviene de no saber lo que está haciendo”.

Gastos e impuestos que debemos pagar en la compraventa de una vivienda en España

FRASE DE LA SEMANA:  BENJAMIN FRANKLIN

“Mientras puedas, ahorra para la vejez y la necesidad, porque el sol de la mañana no dura todo el día”.

Lo que nos quiere comentar Benjamin con esta frase, es que debemos ahorrar en momentos en lo que disponemos de altos ingresos (en lugar de malgastar el dinero). Para que tengamos una cantidad suficiente de dinero ahorrada, para cuando los ingresos sean inferiores, como por ejemplo durante la jubilación.

LA DEUDA BUENA Y MALA

¿Sabes lo que es una deuda buena y una deuda mala? ¿Sabías que existen deudas que son buenas? Si quieres saber lo que es una deuda buena, por favor quédate conmigo.

Los pudientes crean su riqueza a base de deuda buena, contraen deudas para agrandar su patrimonio. Siempre es conveniente tener alguna deuda buena.

Por ejemplo, si usted compra un inmueble, pide un crédito para adquirirlo y luego lo renta, si la renta de ese departamento paga la deuda del banco más los gastos, entonces estaremos hablando de una deuda buena. Ha contraído una deuda buena, pues acumula bienes sin invertir su propio dinero. El inmueble se paga solo y su dinero trabaja para usted. Lo mismo ocurre, cuando usted compra un local o un terreno para usar como negocio y los ingresos que obtiene de ello son mayores que los pagos del crédito. Los ingresos de esta inversión pagan su deuda y no usted.

Otro deuda buena por su impacto en el tiempo puede ser el utilizado para estudiar una carrera o doctorado. A largo plazo, los estudios le darán una ganancia, pues al terminarlos podrá obtener un sueldo superior.

Toda deuda que pueda servirle para obtener un beneficio adicional se considera deuda buena.

Quienes contraen deudas para comprar un taxi o para tener un auto mayor para su negocio, están contrayendo una buena deuda si hacen un análisis adecuado de costo-beneficio.

Después de explicar todo ello, si usted no quiere este tipo de deuda, su crecimiento financiero será más lento. Algunos dicen que no contraen deudas, porque es menos riesgoso. Pero como en todo, los extremos no son buenos, un poco de deuda buena le ayudará a incrementar sus ahorros y aumentar sus bienes, si se hace inversiones inteligentes.

Si invierte sin estudiar los riesgos y comete errores, ya no importa si la deuda es buena o es mala. Antes de adquirir una deuda buena se debería asesorarse, analizar la viabilidad de la idea y ejecutar análisis racional de riesgo.

Por otra parte, la deuda mala se contrae para adquirir productos no esenciales. Cuando ya tiene un coche y quiere comprar otro coche más grande y más bonito con un préstamo, simplemente porque le antoja, es un ejemplo de la deuda mala.

Está contrayendo una deuda para comprar algo que no era necesario, pero le gustó y lo compró para darse un gusto. No ha incrementado sus bienes y solo por comprarlo nuevo, perdió el 30-40% del valor cuando ha salido de la puerta del concesionario. Pagará más por el seguro, le pagará más a la hacienda y gastará más en el mantenimiento.

Dentro de las deudas malas están incluidas las tarjetas de crédito que se utilizan para las compras impulsivas y urgentes. Las deudas malas son productos del impulso emocional por comprar sin prever las consecuencias. Las personas emocionales compran porque piensan que se lo merecen, después de trabajar mucho se sienten deprimidos y necesitan un capricho material.

Todos somos humanos y tener antojos es normal, pero si usted no controla las deudas malas, se puede suicidar financieramente.

Coches que se desprecian rápidamente, cambio asiduo de los muebles, paquetes de vacaciones que se pagan después del viaje, y en general todos los artículos que tienen una gran depreciación son producto de los hábitos de consumo que muchos no pueden contener.

Si después de escuchar esto, usted continúa con sus hábitos de contraer malas deudas, recuerda que estas deudas disminuyen su capital, su efectivo, sus ahorros y lo vuelven más pobre.

 

FRASE DE LA SEMANA: ALBERT EINSTEIN

Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes

Tal y como lo comentaba Albert, para poder cambiar el camino o el proceder de nuestra vida, deberíamos modificar nuestra forma de actuar. Si siempre seguimos haciendo lo mismo, siempre obtendremos los mismos resultados.

La perseverancia, disciplina y motivación son las cualidades más enjundiosas para llegar a nuestras metas.

MUDANZAS, CONSEJOS DE EMBALAJE

¿Estás pensando en mudarte? ¿Te sueles mover mucho por trabajo o por los estudios y cambias asiduamente de ciudad? Si ese es el caso y quieres que tus muebles junto a los demás accesorios lleguen en buen estado, no te preocupes que estás en la web indicada ¡Quédate conmigo!

En este post te diré cómo embalar muebles de una manera segura y sencilla. Para evitar inconvenientes, lo mejor es embalar tus muebles y las demás cosas de tu casa, por lo menos veinte días antes de mudarte.

Cuando se toma la decisión de trasladarte a una nueva vivienda, existen algunos factores importantes que debes tener en cuenta para que todo salga adecuadamente. Puedes conseguir una mudanza económica en la que ahorrarás todo lo posible. Lo más importante, es saber elegir el material adecuado para evitar quebraderos de cabeza al momento de transportarlo todo.

Puedes contratar los servicios de una empresa especializada para que te ayude con todo lo necesario, existen muchos negocios que se dedican a las mudanzas. Pero es evidente que si lo hacer tu mismo puedes reducir significativamente los gastos, es por ello que puedes seguir estos consejos para que puedas embalar tus pertenecías y estar tranquilo durante el traslado.

 

Consejos sencillos para embalar muebles

1- Envuelve los artículos con mucho cuidado: Limita el peso de las cajas a menos de 20 kg para facilitar su manipulación antes de empezar a embalar. De lo contrario, te costará mucho levantarlas y lo más probable es que termines provocándote dolores de espalda.

Envuelve los objetos con cuidado, para evitar que sufran daños con los golpes del viaje con materiales que puedan amortiguar el impacto y cajas resistentes.

 

2- Aprovecha el espacio de los muebles: no inviertas tanto dinero en cajas, cuando puedes utilizar los cajones de los muebles para guardar artículos pequeños. Está claro que algunos objetos frágiles no pueden incluirse en ello, por lo que es perfecto para meter ropa, mantas, toallas, sábanas etc.

 

3- No mezclar objetos de distintas habitaciones: en lo posible evita guardar objetos de diferentes dormitorios en un mismo baúl, para facilitar la tarea cuando llegue el momento de desempaquetar.

Empieza a embalar los artículos que no utilizas con frecuencia y deja para el final, aquellas cosas que vas a necesitar durante la mudanza. Colocar todo nuevamente te llevará días, por lo que necesitas saber la ubicación de cada pieza.

 

4- Mejora la amortiguación: para evitar daños al momento de envolver muebles, envuelve aquellos artículos delicados como la porcelana o cristal de manera individual, en papel periódico sin tinta. Para conseguir una mejor amortiguación, debes colocar una capa de plástico de burbujas de dos centímetros en el fondo de la caja.

Ahora, coloca lo más pesado en la parte inferior de la caja y los objetos más livianos en la parte superior. Entre elemento y elemento, llena los espacios que están vacíos con el plástico de burbujas para evitar que se lastimen durante el viaje.

 

5- Sella las cajas con cinta de embalaje: para que los objetos queden seguros es mejor sellar las cajas herméticamente con cinta de empaquetado. Evita sobrecargar y forzar las cajas al cerrarlas.

Objetos pequeños y frágiles como espejos, placas o fotografías deben ser envueltos de forma individual con pequeñas mantas o toallas. Si tienes artículos demasiado delicados es mejor optar por materiales especiales de máxima protección.

En el caso de los artículos de despensa lo más conveniente es sellarlos con cinta adhesiva si han sido abiertos y ubicarlos en una caja de cartón grande y accesible. Si son productos enlatados que son más pesados, ten cuidado ya que las cajas a veces tienden a ser débiles.

 

6- Lámparas y flores artificiales: en cuanto a las flores artificiales se refiere, utiliza una sola caja y fija la parte inferior de la maceta a la caja de cartón.

Si tienes lámparas, lo mejor es embalarlas por separado ya desmontadas. Te recomiendo usar materiales de amortiguación para la base y la bombilla. Hazlo con una funda de almohada o toalla de peso ligero, para que llegue en excelente estado a tu nuevo hogar.

 

 

FRASE DE LA SEMANA: CARLOS SLIM

“Cuando vives para la opinión de los demás, estás muerto. No quiero vivir pensando en cómo voy a ser recordado.”

 Si actúas y vives con el miedo de lo que dirán tus vecinos, tus amigos, tus familiares, finalmente vivirás una vida tétrica que los demás quieren que tú vivas. Y no la vida que tú mismo quieres.

Este concepto se le puede aplicar a muchas facetas de la vida. En el campo del amor, no deberías dejar de conocer a una persona, por el miedo de que a tus amigos o amigas no les guste.

Lo mismo ocurre cuando te vas de compras, compra algo que lo necesites y no algo para quedar bien con alguien o porque se supone que deberías tener ese producto. No gastes para formarte una imagen de alguien que no eres.

Por último, en el mundo emprendedor sucede lo mismo, muchas personas dejan de lanzar sus proyectos e ideas por el miedo de lo que dirán los demás, empezando desde su propia familia y amigos cercanos.

¿QUÉ ES EL APALANCAMIENTO?

Una de las herramientas más importantes para lograr ingresos pasivos y aumentar el flujo de caja (incrementar sus ingresos) es aprender a utilizar el dinero de otras personas para apalancar su idea o negocio.

 

Con el dinero que pertenece a otras personas, usted tendrá la capacidad de controlar mayor cantidad de activos y ello le permite aumentar el flujo de efectivo más rápido que si solo utilizará su propio dinero. Por consiguiente, por extraño que pueda sonar, aprender a utilizar adecuadamente dinero que no es suyo, es esencial para la libertad financiera.

La manera más fácil de entender el poder del apalancamiento, es visualizar un parque en donde los niños juegan en el conocido juego de sube y baja. Un crío se sienta en un extremo y el otro en el extremo contrario. Los niños de aproximadamente el mismo peso corporal, pueden levantarse fácilmente empujándose del suelo con sus pies. Pero incluso los críos más pequeños pueden fácilmente levantar niños más grandes por el factor de palanca.

 

Lo mismo ocurre cuando intentamos levantar un elemento pesado con nuestras propias manos desde el suelo, o cuando utilizamos una palanca o una barra que se apoya sobre un punto destinada a vencer una fuerza mediante la aplicación de otra fuerza, para poder levantar el peso inicial.

 

A eso le llamamos el apalancamiento y funciona de la misma manera con la inversión. Es la capacidad de mover grandes inversiones, usando el dinero de otras personas. Sabiendo utilizar el apalancamiento de forma adecuada, algunas personas se hacen prósperas y los que no saben utilizarlo, se mantienen en la misma situación constantemente.

 

Un ejemplo simple y conocido del apalancamiento es el siguiente: imagine a una persona que cuenta con 20.000 euros en su flujo efectivo. Él podría invertir sus 20.000 euros en la bolsa, en diferentes fondos de inversión o directamente en la inmobiliaria, por ejemplo, comprando un garaje o una línea de parking. De esta manera, controlaría 20.000 euros en activos que le generaría X dinero de intereses o rentas.

 

Ahora imagine que con la entrada de los 20.000 euros, en un banco le conceden un crédito o una hipoteca de hasta 80% de la tasación de un inmueble valorado en 100.000 euros. El apalancamiento es de 5/1 (con 20.000 euros, ha adquirido un activo de 100.000 euros). De esta manera, controlaría un activo de 100.000 euros y esto le puede generar flujos de efectivo mucho más grandes que un activo de 20.000 euros.

 

Otro ejemplo del apalancamiento es la oportunidad que ofrecen muchos brokers para invertir en mercado de divisas, en las plataformas de Forex o en CFDs. Digamos que con una cantidad mínima por ejemplo de 100 euros, le dejan especular hasta con 2000 euros si está apalancado por 20/1. Pero tampoco vamos a entrar mucho en este tema, ya que no es el objetivo de este canal de YouTube.

 

En los ejemplos anteriores hemos plasmado la idea del apalancamiento. Hay que tener en cuenta que el apalancamiento así como puede ayudarle, también puede hacerle daño o causar pérdidas si no se utiliza correctamente. El apalancamiento financiero se debería utilizar solamente para comprar activos (en el episodio 1 de este canal ya se explicó la diferencia entre un activo y un pasivo) y para invertir en proyectos que generen mayores ganancias que las tasas que nos cobrará la entidad financiera por el crédito prestado.

 

El término de apalancamiento también se puede utilizar en otros ámbitos como las herramientas disponibles de distribución de información y marketing online. Las plataformas Facebook, LinkedIn y YouTube nos dan la opción de apalancarnos gratuitamente en ellos, para construir un negocio o una tienda online desde un precio muy bajo comparando con lo que valía hace unos años…

 

Por último, se puede destacar el apalancamiento entre personas o contactos. Si desea desarrollar algún hobby, tocar algún instrumento musical o aprender a pintar por ejemplo, puede apalancarse en un mentor o alguien que haya llegado al lugar donde usted quiera llegar. Apoyándose en esa persona el camino será más fácil y más fiable.

Burbuja inmobiliaria: 8 frases que se han convertido en mentira

En la última burbuja inmobiliaria de España, fueron muchos políticos, banqueros, empresarios incluso personas comunes de la calle, los que alimentaron la idea errónea de que “la vivienda nunca baja”.

Junto a esta frase, se repitieron muchos otros tópicos para que muchas personas se lanzaran a comprar inmuebles incluso en el punto álgido de los precios. En este vídeo vamos a recordar ocho de estas frases, cuáles con el tiempo se han quedado obsoletas y se han convertido en mentira.

Quien no comprara una vivienda era considerado tonto, por gran parte de la sociedad.

Ni todos los que compraron casa a lo largo de las últimas décadas tomaron una decisión equivocada, ni todos los que vivan de alquiler toda su vida estarán ante la decisión idónea. No hay verdades absolutas.

A continuación, vamos a repasar estas frases inmobiliarias o pensamientos erróneos:

1) “Alquilar es tirar el dinero”

Los que optaron por vivir en alquiler los últimos años de la burbuja española, han visto cómo han caído los precios de compra y de alquiler en el último periodo.

Muchas familias han visto la caída de la valoración de su vivienda hasta 50% en muchos casos, perdiendo miles de euros que ahora tendrían, de haber vivido de alquiler.

2) “El precio de la vivienda nunca baja”

Desgraciadamente para muchos, esta ha sido la gran mentira de las últimas décadas. Ahora suena a chiste, pero durante años fue grabada a fuego en la mente de casi todos los españoles.

El tiempo ha demostrado que la vivienda, como cualquier inversión, puede caer y mucho.

3) “No voy a vender por menos de lo que me costó”

Esta frase ha sido motivo de bancarrota para muchas familias, que por no vender hace algunos años por debajo del precio de coste se han visto condenados al embargo de su vivienda.

Bajar el precio es un paso duro porque supone reconocer un error, pero es también necesario si se quiere vender la vivienda. Siempre es mejor equivocarse una vez y rectificar, que equivocarse dos veces.

4) “La vivienda siempre sube a largo plazo”

Es cierto, que en numerosos países la vivienda siempre ha acabado recuperándose de crisis anteriores, pero también es cierto que existen países donde el precio de la vivienda no se ha recuperado después de grandes burbujas, como en Japón.

Por consiguiente, esta frase es otro mito.

5) “Nunca se verán rebajas del 30% o del 40%, antes se lo regalo al banco”

Esta frase y varios enunciados parecidos se escucharon del lobby inmobiliario español, g-14 que agrupa las principales inmobiliarias cotizadas.

Con los datos estadísticos ya se han confirmado esas bajadas o mayores bajadas, en muchas áreas.

6) “No voy a vender por menos de la hipoteca”

Hay pisos semejantes en el mercado a precios muy diferentes, ya que quizás uno abrió una hipoteca por el 80% del precio del bien raíz y ha ido amortizando, y otro por el 120% y apenas ha quitado hipoteca. Esto hace que a uno le quede poca hipoteca y pueda ser más competitivo en el precio y el otro no.

Sin embargo, muchas personas han vendido por debajo del precio de la hipoteca porque han visto que el precio podría bajar más y mejor quitarse gran parte de la deuda que seguir con todo encima. Sentarse a analizar la situación y hablar con el banco de forma clara es la mejor solución.

7) “Dan hipoteca a todo el mundo”

Durante años, primero se elegía la casa y luego simplemente se firmaba la hipoteca. Era un proceso casi automático.

Sin embargo, la bola se hizo demasiado grande, los precios dejaron de subir y empezó el derrumbe. A día de hoy, conseguir una hipoteca es más difícil, hay que tener ahorros, comprar una casa a bajo precio y unos salarios recurrentes y asegurados.

8) “Mete los gastos, el coche y los muebles en la hipoteca”

Igual que había hipotecas para todos, también hubo hipoteca para todo. El grifo del dinero estaba abierto de forma constante y se formalizaron hipotecas muy por encima incluso del valor de la vivienda. Eran las hipotecas al 120% del valor del piso, donde además de la vivienda podías meter los gastos de la compra, el coche y los muebles.

Ahora, hay veces que ni por el 80% del precio de la vivienda se obtiene financiación y se obliga a los compradores a poner más dinero de su bolsillo.

QUE EL DINERO TRABAJE PARA TI: Todo empieza en el ahorro

Libertad financiera

Muchos problemas económicos no se explican por la falta de ingresos sino por la indisciplina en los gastos y la incapacidad del ahorro. Los comentarios limitantes y el entrenamiento mental que hemos recibido durante muchos años, es lo que nos hace mantener en esa situación.

Muchísimas personas se encuentran en la carrera de la rata, tal y como lo explicamos en el episodio 5 de este canal. La muchedumbre sale todos los días de casa para ganar algo que no sabe cómo se utiliza.

La falta de ahorro de las personas, proviene de los hábitos de consumo y la falta de conocimiento de cómo administrar sus ingresos. Nuestra abundancia o prosperidad, no depende solamente de nuestros ingresos sino de la forma en que los administramos. Lo importante no es lo que se gana, sino cómo se gasta.

Al contrario de lo que hacían nuestros abuelos, nuestra sociedad moderna actual se fundamenta en el consumismo masivo. Con infinidad de productos y servicios a nuestro alcance, parece fácil adquirir todo lo que queramos con una tarjeta de crédito o con una sola firma. Pero detrás de ello, siempre habrá alguien que se estará enriqueciendo a costa nuestra, con las deudas que nosotros creamos.

Que esto no suceda es nuestra responsabilidad, es vuestra responsabilidad.

La riqueza es lo que acumulas, no la capacidad de compra que tienes cuando vas a una tienda. Puedes tener un buen ingreso (un buen sueldo), pero también gastarlo todo y ningún banco nos dará un crédito si somos poco ahorradores, aunque tengamos sueldos considerables.

Siempre podemos observar a la gente que viaja en coches de alta gama, que hablan de su último viaje exótico y comentan la última compra que hicieron. Son buenos generadores de dinero, pero malos acumuladores, a no ser que antes hayan creado activos para pagar esos gastos.

¿Quieres saber si eres rico? Entonces pregúntate cuanto tiempo eres capaz de sobrevivir sin el sueldo, teniendo en cuenta los ahorros que tienes y los ingresos diferentes al salario que obtienes. El salario no cuenta. Las personas mentalmente ricas pueden sobrevivir años.

¿Quieres saber cómo conseguir independencia financiera, sin tener que estar obligado a trabajar por un sueldo? Para ello tenemos que empezar a cambiar nuestros hábitos de consumo, tengas los ingresos que tengas. El secreto no está en cuanto ingresas, sino en cuanto acumulas e inviertes.

Intenta comprar objetos que mantengan el valor en el futuro (inmuebles, ciertas joyas, algunos relojes…) y piénsalo bien cuando estés a punto de comprar algo que pierda su valor en poco tiempo (coches, armarios de baja calidad…), porque son las compras de ese tipo que te harán perder el dinero.

La mayoría de la gente que tiene buenos ingresos y son pobres acumuladores, viven con coches de lujo y les gusta aparentar lo que no tienen. Inconscientemente han optado por no acumular, pero sí gastar todo el dinero, disfrutando al máximo según lo que les permite su sueldo. Con ello intentan aparentar un estatus social de éxito al tener hábitos de consumo muy altos.

El dinero no te da seguridad, lo que te da seguridad es lo que sabes hacer con el dinero.

Nos educan para ganar y gastar. Tú vas a gastar el dinero obtenido con el trabajo duro, comprando unas zapatillas nuevas, un iPad nuevo, una televisión nueva, un carro o coche nuevo… por ello sacan móviles nuevos cada año, para que siempre tengas que comprar el último y mejor móvil.

Muchos futbolistas famosos y actores/actrices han terminado muy mal y arruinados por falta de disciplina de ahorro y malos hábitos de consumo.

Pero no digo que tengamos que ser avaros, austeros y no disfrutar de la vida. Cuando hago referencia a la gente que piensa con mente millonaria, me refiero a las personas que saben gozar la vida y obtener una consolidación económica a la vez.

Comprenden que una vida llena de deudas y adicta al consumismo, les hará girar en un espiral interminable de dependencia.

 

LA FRASE DE LA SEMANA: ZIG ZIGLAR

No es lo que tú tienes, sino como usas lo que tienes lo que marca la diferencia.

Esta frase está relacionada con lo que hemos comentado en el vídeo de hoy. Puede que tengas oportunidades delante de ti y no las aprecies. En el mundo actual, es lo que le sucede a muchas personas.

Ten imaginación y empieza a mirar alrededor tuyo, si hay algo que le puedas añadir valor, sacarle provecho  o reutilizarlo.

En el ámbito inmobiliario, puede que tengas una habitación vacía en tu apartamento, que tu familia tenga unos terrenos rústicos que no se están utilizando para nada o que tengas un trastero cerrado. Son oportunidades que se pueden aprovechar para rentar, por ejemplo.

Preguntas al propietario: PARTE 2

Muchas veces cuando visitamos un inmueble o cuando le llamamos al propietario (o el agente inmobiliario) para preguntar por un piso, no solemos saber qué preguntar.

Nos fijamos en los colores de las paredes, en la distribución de la casa, si hay que reformar alguna parte del inmueble y en poco más…

En el episodio anterior, iniciamos una lista de 20 preguntas para formularle al propietario o al agente inmobiliario y tener una visión general más detallada sobre el inmueble. Ahora, vamos a continuar con la lista, para añadir 20 enunciados más.

 

A continuación, enumeraremos las cuestiones:

  • ¿Cuánto se paga como gastos de comunidad o de mantenimiento?
  • ¿Cuántos vecinos hay por planta?
  • Si el edificio tiene un administrador de fincas y cuál es su contacto.
  • ¿Cuánto se paga por IBI (impuesto de bienes inmuebles) al año?
  • Si habría que reformar alguna parte del bien raíz.
  • Si el piso ha tenido problemas de humedad alguna vez.
  • Si se espera alguna derrama o contribución extraordinaria en los próximos meses o años.
  • Si para la calefacción, agua caliente y la cocina funciona el suministro del gas natural o sin embargo, utiliza la energía eléctrica. El suministro de gas natural es más barato.
  • ¿Están dados de alta la luz, agua y gas?
  • ¿Tiene el sistema del aire acondicionado instalado en la vivienda?
  • Si el apartamento se queda amueblado o no.
  • Si el inmueble ha estado alquilado con antelación y en caso afirmativo, por cuanto ha sido.
  • Si el bien raíz consta de terraza o balcón.
  • En caso de tener una terraza o balcón, si la inclinación o la caída para la expulsión del agua, está adecuadamente construida. Pues si no está bien construido puede generar problemas de humedad a largo plazo.
  • Si justo debajo del inmueble, se encuentra alguna clínica dental, bar o negocio.
  • Si el precio es negociable.
  • ¿Cuánto tiempo lleva en venta el inmueble?
  • Si ha recibido muchas visitas y si le han hecho alguna oferta por la vivienda. ¿Qué oferta se ha realizado?
  • ¿Por qué se vende el inmueble?
  • Si el inmueble consta de algún servicio añadido como portero, piscinas, pistas de tenis…

Aquí tenéis las últimas 20 preguntas que se les puede formular a los agentes inmobiliarios y propietarios particulares. Espero que os sirva para vuestras futuras visitas a los pisos o inmuebles. Por favor, si se te ocurre alguna pregunta más, déjalo abajo en los comentarios para que podamos recopilarlas poco a poco y preparar una tercera parte de este post.

 

LA FRASE DE LA SEMANA: Abraham Lincoln

“Dame seis horas para cortar un árbol y pasaré las primeras cuatro afilando el hacha”

Qué frase más sabía, lo importante no es conseguir sacar adelante tus tareas y cumplir tus objetivos a base de trabajar muchas horas sin planificación previa. Lo realmente efectivo es emplear el tiempo suficiente, inicialmente en planificar las tareas, adquirir los conocimientos y afinar los objetivos.
Puede parecer un desperdicio emplear tanto tiempo en preparativos, pero esta inversión de tiempo y esfuerzo se ve amortizada rápidamente en el medio plazo. De esta manera, aprenderemos a ejecutar más trabajo en menos tiempo.

 

Preguntas al propietario: PARTE 1

Preguntas al propietario

Muchas veces cuando visitamos un inmueble o cuando le llamamos al propietario (o al agente inmobiliario) para preguntar por un piso, no solemos saber qué preguntar.

Nos fijamos en los colores de las paredes, en la distribución de la casa, si hay que reformar alguna parte del inmueble y en poco más…

Pero mirando a largo plazo y sabiendo que seguramente vas a vivir ahí algunos años, hay que averiguar, hay que contrastar información, hay que visualizar otros temas que pasan desapercibidas en la visita a un inmueble.

Para ello, hemos preparado una lista de preguntas básicas que le puedes formular al propietario que quiera vender su inmueble o al agente inmobiliario que gestiona el piso. De esta forma, vas a tener una visión general más detallada y más homogénea del bien raíz que estás analizando.

De la misma manera, al pronunciar tantas preguntas, le harás pensar al agente inmobiliario o al propietario, que estás mínimamente versado en el tema inmobiliario y que no te engañarán fácilmente.

Hemos separado la lista en dos partes de 20 preguntas. En el post de hoy, os enseñaré las primeras 20 preguntas, y la semana que viene las otras 20.

A continuación, enumeraremos las cuestiones:

  • ¿Cuál es la dirección exacta (o la calle por lo menos) del bien raíz que se quiere vender?
  • ¿Está cerca de una carretera o autovía transitada? (influye en la contaminación y el ruido, pero también en la movilidad más accesible)
  • Si tiene servicios públicos cerca (colegios, guarderías, hospitales…)
  • Si tiene buenas vistas (vistas al monte o al mar, por ejemplo)
  • ¿Qué orientación tiene el apartamento? (según la orientación, tendrá más o menos sol durante el día)
  • ¿El inmueble cuántos metros cuadrados de construcción tiene y cuántos útiles? Lo que dicen las escrituras reales.
  • Si tiene ventanas grandes o pequeñas (esto influye en la entrada de luz natural)
  • En qué planta se encuentra el bien raíz.
  • Si el inmueble es exterior o interior. Es decir, si las ventanas dan a la calle, o por ejemplo, a un patio interior donde tienen menos luz y menos movimiento de aire.
  • ¿Cuántas habitaciones tiene?
  • ¿Cuántos baños tiene?
  • Si el piso consta de ascensor a cota cero. Si se puede llegar desde fuera al piso sin que haya que subir ningún escalón.
  • Si la fachada del edificio y el tejado están en buenas condiciones o si se han renovado recientemente.
  • Si el tejado del edificio es el tradicional “dos aguas”, “cuatro aguas” o es plano. En zonas donde llueve mucho, los tejados planos pueden atraer problemas de humedad y filtraciones.
  • Si el edificio es de estructura de madera o de hormigón.
  • ¿Cuántas plantas tiene el edificio o la construcción?
  • ¿Cuántos años tiene el edificio? Si el inmueble tiene más de 50 años, tendrá que pasar la inspección ITE en España, para confirmar que la estructura no contiene daños.
  • Calificación energética del inmueble.
  • Si tiene trastero o almacén.
  • Si consta de garaje cerrado, parking o zona de aparcamiento incluido en el precio. Y si eso está inscrito en el registro y en las escrituras.

Aquí tenéis las primeras 20 preguntas que se les puede formular a los agentes inmobiliarios y propietarios particulares. Y la semana que viene, otras 20 cuestiones en la parte segunda de este post (preguntas más complejas).

 

La influencia de los bancos centrales y los tipos de interés, en los precios de los inmuebles

Bancos centrales tipos de interés

¿Qué son los tipos de interés? Es el precio del dinero, es el precio que pagamos cuando contratamos un crédito o préstamo. O es el precio que nos deberían remunerar (pagar en intereses) cuando prestamos nuestro dinero, por ejemplo al banco en forma de depósito o en una cuenta de ahorro.

Los tipos de interés influyen en todos los productos que se comercializan en las entidades financieras, el más importante es la hipoteca cuyo indicador es el Euribor en la Eurozona. Los tipos de interés se representan en porcentajes y los determina el banco central de cada zona (el BCE, la FED…).

¿Qué es un banco central? Es una entidad que actúa como un banco de los bancos. Tal y como la gente utiliza un banco para depositar su dinero, los bancos utilizan el banco central de su zona para depositar parte del dinero que manejan. Los bancos centrales también otorgan préstamos a sus bancos y los bancos nos prestan el dinero a nosotros.

Tal y como lo hemos mencionado con antelación, los bancos centrales determinan los tipos de interés del momento. Es decir, si los bancos centrales suben los tipos, suben automáticamente los intereses de las hipotecas, de los préstamos personales, del préstamo de la compra del coche… y también suben los intereses que nos pagan en los depósitos y cuentas de ahorro.

Cuando los bancos centrales bajan los tipos de interés:

  • El dinero vale menos, baja de valor.
  • Las empresas incrementan sus beneficios por las bajadas de los costes de financiación y ello hace que las acciones y la bolsa suban.
  • Como las hipotecas son más baratas, la gente se lanza más a comprar pisos y el valor de los pisos aumenta.
  • Al no tener productos financieros rentables con poco riesgo (por ejemplo, depósitos o cuentas de ahorro), la muchedumbre ve un inmueble como una buena inversión ya que las rentabilidades por alquiler serán mayores que los productos financieros seguros.
  • La divisa del país se debilita.
  • Se empiezan a pedir muchos préstamos.
  • Cuando se produzcan recesiones, para estimular la economía y para que la gente no ahorre y siga gastando, se bajan los tipos.
  • Cuando nos encontramos con baja inflación, bajan las tasas de interés para estimular la economía.

Cuando los bancos centrales suben los tipos de interés:

  • El dinero huye de la bolsa pues el encarecimiento de la financiación en las empresas, reducirá los beneficios. Y esto hará bajar los dividendos y las cotizaciones de las acciones.
  • El valor de los inmuebles baja, pues al tener una hipoteca con tipos de interés más alto, la gente es más reacia a comprar inmuebles.
  • Al mismo tiempo, al tener productos financieros seguros más rentables como los depósitos o cuentas de ahorro, la inversión inmobiliaria pierde interés.
  • La divisa del país se hace fuerte.
  • Si la inflación sube mucho, suben los tipos de interés para enfriar la economía y para que la ciudadanía no consuma tanto. Las subidas fuertes de inflación no son buenas.

Si los tipos de interés están bajos y la gente pide más préstamos, hay mucho dinero flotando, mucha liquidez y eso puede producir la inflación.

LA FRASE DEL DÍA: Will Rogers.

 “La forma más rápida de doblar tu dinero es plegar los billetes y metértelos de nuevo en el bolsillo”

Rogers plantea de forma crítica el riesgo que implican inversiones que prometen grandes rentabilidades. Mucha gente se ha visto engañada por entidades que prometían grandes beneficios por sus inversiones, pero que han sido estafas piramidales, perdiendo sus ahorros.

La forma más segura de generar riqueza es por medio del ahorro e inversión en educación financiera.